Trucos para llegar a fin de mes

En los tiempos que corren, solo unos pocos privilegiados pueden presumir de no tener que lidiar mes a mes con la fatigosa batalla de extender la nómina hasta el último día de cada mes sin necesidad de recurrir a créditos rápidos. Y, según afirman algunas encuestas, las mujeres son más especialistas que los hombres en hacer que cada céntimo de euro del salario cuente. Aunque no estamos aquí para enfrascarnos en una contienda de sexos, sino más bien para ayudar a facilitarte esa tediosa labor mensual que te permita cubrir los gastos de todas tus necesidades sin dejar tu cuenta bancaria a cero en la primera quincena del mes. Lee los sencillos trucos que te comentamos más abajo y seguro que notarás el cambio con tu próxima mensualidad:

  1. En primar lugar, revisa el coste de todos tus suministros. Que no te moleste perder una tarde de sábado en hacer un listado con todos los suministros de tu hogar (agua, electricidad, gas, móvil, teléfono fijo, internet) indicando nombre de la compañía y tarifa mensual para obtener un cómputo completo de lo que suponen estos gastos del conjunto total de tus pagos. Luego, realiza una comparativa con lo que ofrecen el resto de compañías del sector, incluyendo promociones atractivas. Puede que el precio cuando contraste estos servicios fuera el mejor del mercado, pero ahora puede que estés pagando más de lo que lo harías con otras compañías.
  2. Lo mismo ocurre con los seguros de coche, casa y salud. Es conveniente tantear los precios y servicios de las aseguradoras de tanto en cuando para asegurarnos que siempre estamos pagando lo mínimo imprescindible. Además, ahora las nuevas aseguradoras de coche, por ejemplo, te permiten incluir o excluir las coberturas que desees y necesites y no obligarte así a pagar por los servicios que nunca llegas a hacer uso.
  3. La cesta de la compra es el segundo pilar donde se nos va el grueso de la nómina. Puede que creas que es una pérdida de tiempo (y sabemos que tu tiempo es oro), pero también te diremos que lo notarás en el bolsillo: compara los precios de los alimentos que más consumas en los diferentes supermercados. Con internet ya no es necesario ir comercio tras comercio apuntando los precios…puedes realizar la consulta cómodamente desde casa para comprobar el precio al que se venden tus productos preferidos en los principales supermercados (Mercadona, Carrefour, Alcampo, Hipercor, DIA, Lidl, etc.) y hacer tu lista de la compra sabiendo en qué establecimiento debes comprar qué producto, conociendo sus precios y promociones actuales. Pensar que en un solo sitio puedes realizar una compra íntegra, puede salirte bastante más caro.
  4. El ocio es otro aspecto fundamental en nuestras vidas, pero tampoco tiene que ser sinónimo de costoso. Si bien no todo el mundo puede permitirse el lujo de cenar cada sábado en un restaurante de cinco tenedores, la mayoría de las personas sí que puede salir a pasear por la ciudad, tomarse un café en una terraza o ver la apuesta de sol en un bonito parque público. Un picnic entre amigos, y una peli de videoclub con palomitas y refrescos en casa también salen más económicos que ir a un restaurante o al cine.

 

Sin embargo, por muy bien que llevemos las cuentas en casa en ocasiones es inevitable hacer frente a pagos inesperados. Si aún llegando a fin de mes tu capacidad de ahorro es limitada, siempre puedes acudir a un crédito rápido que te permita sin complicaciones obtener el dinero que precises en ese momento. La concesión de créditos rápidos en nuestro país es una modalidad que cada día tiene más aceptación, que está al alcance de cualquier individuo y que ofrece soluciones de dinero inmediatas.