Impulsa tu negocio con los préstamos online

Ser el dueño de un pequeño y mediano negocio es un sacrificio continuo que muchos desconocen, en especial al principio. Aparte de toda la burocracia que implica abrir un negocio o constituir una empresa, la parte financiera es tal vez el primer requisito que se antepone a los nuevos emprendedores. Cuando la idea de negocio está clara y bien desarrollada, contamos con un plan empresarial que incluye punto por punto las acciones a desarrollar para la puesta en funcionamiento de lo que será nuestro motor de trabajo para el resto de nuestra vida, es una verdadera lástima que todo esto acabe finalmente en papel mojado porque no hemos sido capaces de conseguir la financiación que necesitamos.

Es cierto que el Gobierno mantiene abiertas varias líneas de ayuda para los profesionales autónomos, empresarios y emprendedores, pero en muchas ocasiones no se cumplen los requisitos para poder beneficiarse de ellas. Por ejemplo, las líneas de financiación otorgadas por el ICO suelen involucrar la adquisición de activos fijos o la contratación de empleados, lo cual puede ser interesante para arrancar, pero aun contando con todos los “materiales” necesarios y no necesitando contratar personal, los primeros meses y/o años de un negocio van a requerir afrontar unos gatos fijos que en ocasiones no se van a poder cubrir con los ingresos, por lo que otro tipo de financiación se hace necesaria, como son los préstamos online. Y, desde el comienzo de la crisis financiera de 2009, no son pocos los negocios que se han visto en la necesidad de echar el cierre por este motivo.

Hablamos de la cuota de autónomos (mínimo 267€ al mes), de los costes del alquiler del local y de los suministros, del leasing de los vehículos de transporte, de la gestoría que nos lleva las cuentas, de la liquidación trimestral de impuestos (incluido el IVA de facturas emitidas pero no cobradas), del esfuerzo en marketing para darnos a conocer y aumentar nuestra cartera de clientes, etc. Si los ingresos de nuestra empresa recién abierta no son suficientes, caeremos mes a mes en números rojos que pueden llevar al traste todos nuestros sueños.

En este punto, y mientras no cambien las medidas del Gobierno para pymes y autónomos, los préstamos online pueden convertirse en una salida a esta situación. Gracias a tu préstamo online conseguirás el dinero que te hace falta para impulsar tu negocio o empresa de nueva creación, o ya establecido pero que no pasa por su mejor momento. Sin papeleo tedioso y en un plazo breve de tiempo podrás obtener un crédito online para: afrontar tus gastos fijos, cubrir la cuota de los seguros sociales, invertir en marketing y en formación, adquirir equipamiento nuevo, etc. De esta forma, evitarás los impagos (y las denuncias correspondientes) y, lo más importante, cerrar tu proyecto de futuro de forma prematura por no tener la oportunidad de disponer de la financiación necesaria para hacerlo funcionar con el tiempo. Infórmate sobre cómo conseguir tu crédito online rápida y sencillamente.